sábado, 18 de abril de 2009

SON LA DIVISA...POEMA TUPAMARO



Fue en una lejana y nítida noche de abril, un día de sangre y fuego.
Habían sucumbido varios compañeros y la represión, tarde, muy tarde, entregaba a las familias los cuerpos de los caídos.

 Las Fuerzas Conjuntas actuaron como lo que eran, y en lo que quiso ser una mofa cruel, distribuyeron en los hogares enlutados los cuerpos cambiados.

Las madres recorrían casa tras casa, y en ese triste peregrinar se cruzaron dos en un abrazo. Entonces, escuché lo que entre lágrimas una dijo a la otra:

“Qué importa, señora, mi hijo en su casa y el suyo en la mía.
 No,No importa.¡Todos son nuestros hijos!

Esa frase aún arde. Y arde en una misma llama la idea y el sentimiento. 

“Todos son nuestros hijos”. 

Los que cayeron en las manifestaciones estudiantiles y en las aguerridas huelgas, los que cayeron con el índice crispado en la acción bravía y los que ahogaron el último grito respondiendo con silencio a la tortura.

Todos son nuestros hijos.

Los que izaron banderas rojas, los frenteamplistas, los anarcos de fierro, los miristas, los blancos de Aparicio, los batllistas de ley y los que hicieron flamear en sus corazones una estrella.

Todos. Todos son nuestros hijos.

Los muertos no tienen divisa.

Los muertos, compañero, son la divisa.

Mauricio Rosencof 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por Colombia Cualquier Hazaña

Por Colombia Cualquier Hazaña
Unir para Combatir y Combatir Para Unir...